Autor

Llegas

Buscando

Ladran Sancho, señal que cabalgamos. Dando señales como una jauría potente en medio de la emergencia cultural, se lanza al camino el equipo de la Cooperativa del Teatro del Perro para realizar la primera edición del Festival Internacional Jaurías del mundo. Una propuesta más de autogestión que sucede debido al cierre de los espacios culturales independientes de la ciudad y la suspensión de las actividades que los sustentan. Frente a la situación económica extrema, no queda otra alternativa.

La crisis mundial de la pandemia tiene al sector cultural al borde del abismo: espacios vacíos, salas cerradas, trabajadorxs desocupadxs. Sin embargo, muchxs creadorxs aún continúan llevando adelante sus proyectos como sea.

El Festival Internacional de Cortometrajes Corporalidad Expandida (FICCE) es un proyecto de producción, circulación y difusión audiovisual que, debido a la situación de aislamiento planteada, va a realizar su 3°edición completamente on line, a través de las redes YouTube, Facebook e Instagram. Una edición donde lo audiovisual parece multiplicarse fractalmente en una especie de puesta en abismo, al imbricarse un formato dentro de otro, de manera análoga a las muñecas rusas.

La anátomo-política  al palo. En este texto urgente y coyuntural, Sofía Guggiari trasciende las normas del ensayo y la literatura, describiendo una ficción personal (y plural) en donde los aparatos de captura se muestran desbordados por las mismas potencias corporales que producen y domestican.

Durante el fin de semana del 7 de agosto se realizó el Primer Foro Federal Interregional del Movimiento Federal de Danza (MFD), organizado por las regiones Centro y Provincia de Buenos Aires. En el encuentro se expusieron la Ley Nacional de Danza, el proyecto de jubilación para bailarinxs y la situación de emergencia, entre otras cosas. Contó con invitados como el presidente del Instituto Nacional de la Música (INAMU), Diego Boris, que dio todo su apoyo al MFD y el bailarín Julio Bocca, quien destacó la unión, la confianza y participación de las diferentes personas que integran el movimiento, y señaló que los legisladores “deben entender que somos un sector que es parte de la economía de la cultura”.

Las confesiones de la carne. Relato de corte Sadiano que conjuga el Hard-Porno y la Mística como experiencias que ponen en cuestionamiento al Ser. Sofía Guggiari despliega escenas comunes de revolcadas, lenguas y eyaculaciones donde el uso de los placeres solo encuentra un límite en un interlocutor ensoñado que solo puede materializarse como resto.

Este año comienza con una economía en jaque pero con esperanzas. La pandemia desatada a nivel mundial nos lleva, desde marzo, a cuidarnos en una cuarentena estricta que se fue alargando, endureciendo la situación. Hoy en día, las ayudas recibidas desde el Estado aún resultan insuficientes para que la cultura se sostenga, el contexto es realmente angustiante.

La danza, como otros sectores, sufre el cierre de teatros, la cancelación de festivales y la dificultad para dar clases presenciales, que lleva a que academias y espacios de formación, también deban cerrar. La danza está atravesando una crisis profunda que se ve agravada por la cuarentena pero que afecta al sector desde hace años, debido a que no cuenta con una Ley Nacional que regule la actividad, ni con un Instituto Nacional que la articule e impulse, tal como sí ocurre con el cine, la música y el teatro.

El tiempo se ha salido de sus goznes. Al inicio del confinamiento mundial, Shakespeare, ese significante que sirve para todo, se propuso como modelo de hiper-producción en épocas de peste y encierro (en contraposición a nosotros: vagos y ociosos). En esta entrevista el director y dramaturgo Lautaro Vilo, sublime experto en The Great Will y responsable de la adaptación del último y masivo Hamlet en la sala Martín Coronado, tira data dura con citas y fragmentos de piezas sobre las implicancias y las relaciones poéticas entre la escritura de Shakespeare y  la cuarentena: “Una parte muy importante de su imaginario se compone de menciones o imágenes de enfermedades físicas y mentales”.

Se ha insistido bastante en varios artículos en buscar una relación entre peste, el confinamiento y la obra de Shakespeare, pero materialmente en sus obras este “tema, motivo” casi no aparece. A pesar de esto y siendo experto conocedor de la obra ¿Encontrás al menos tangencialmente (u oculto) alguna sustancia en su  teatro relacionado a este tema? ¿La situación particular (política, social, sanitaria) puede influir en los materiales de los autores?

El pasado domingo se dieron a conocer lxs ganadorxs del concurso “Monólogos de la peste” que organiza la sala Caras y Caretas bajo la coordinación de Mauricio Kartún en colaboración con el departamento artístico de dicha sala.

Al confirmarse la lista de lxs 10 ganadorxs, el tráfico de felicitaciones en los muros no se hizo esperar porque se sabe que el reconocimiento (entre colegas) es uno de los capitales simbólicos más importantes para los artistas, a veces, quizás el único. Sin embargo en este caso muy en particular también se alzaron voces que discutían el concurso (el punto crítico es que los seudónimos eran optativos) y a lxs premiadxs con ciertos tópicos que podrían nuclearse: “¿por qué siempre se le da lugar a lxs mismxs?”, “Es gente que tiene un recorrido”, “De 2500 postulantes eligieron solo a 10 y son estos conocidxs/amigxs”, “Me entristece porque lxs que somos artistas emergentes siempre quedamos afuera” y también otros tantos sobre la disparidad entre hombres y mujeres en el podio. Todos estos predicados pueden leerse en el instagram del Caras y Caretas como pie de foto.