Autor

Llegas

Buscando

La danza avanza con sus propios movimientos como disciplina, como arte, como forma de estar en el mundo y habitar desde las diferentes corporalidades. La danza crece como pregunta que interpela territorios y subjetividades, y ahora la pensamos desde la propuesta de este Festival.

Desde este lunes 9 hasta el 21 de marzo va a transformarse la ciudad de La plata con la VII edición del Festival Internacional Danzafuera. Un festival que creció exponencialmente desde su inicio en 2013 como edición local, con intervenciones que tenían lugar en la calle durante un solo fin de semana.

Danzafuera impulsa que la danza tome el espacio público y se encuentre con la gente. Sus ideólogas iniciales son Constanza Copello, Mariana Saez, Jorgelina Mongan y Julieta Scanferla, bailarinas y gestoras culturales que un día se plantearon la necesidad de “poder salir de los espacios teatrales que de alguna manera siempre están un poco en crisis, muchas veces no tenemos lugares para mostrar lo que hacemos”. Desde la pregunta sobre qué tipo de intervención querían hacer, cómo relacionarse con lo que ya estaba, el espacio, la gente, comenzaron a pensar que el afuera no era necesariamente espacial, “no tiene que ver con la calle sino con poder encontrar el afuera de la danza que muchas veces tiene que ver con pensarle otra vuelta, la danza es quizás otra cosa de lo que nos habían enseñado” como expresa Constanza en comunicación con Llegás.

El equipo trabaja todo el año para darle forma en cuanto a la producción general, financiamiento, etc. Cerca de la fecha de apertura se suman Delfina Serra en producción y Daniela Camezzama en comunicación, además de Dani Lorenzo como diseñador. Y finalmente, un grupo grande de personas y equipo técnico que asisten en tareas específicas para el seguimiento de las obras.

Esta edición en particular cuenta con un conversatorio para discutir sobre gestión y producción y otro sobre trabajo en relación a cuestiones de género; talleres de fotografía sobre danza y de montaje; obras en espacios cerrados que este año son centros independientes de la ciudad. También residencias específicas para el festival en la calle con apertura al público durante el último día, una intervención en el tren universitario, una invitación a realizar una caminata juntes haciendo recorridos por lugares de la ciudad, llevando la atención al encuentro de la danza en la calle: movimientos de pájaros, autos, gente, para abrir el campo de la atención y la concentración.

Las productoras buscan que el tipo de propuestas seleccionadas tengan el foco en los procesos creativos, la investigación en relación al lenguaje de la danza, los cruces, las preguntas que se plantean, y realizan la curaduría a lo largo del año mediante diferentes convocatorias. “Recibimos un montón de propuestas. El festival es como una obra y pensamos qué piezas necesita esa gran obra que es Danzafuera”, subraya Constanza. Participan en esta edición unos 150 artistas  entre bailarines, coreógrafes y obras latinoamericanas de Brasil, Bolivia y Uruguay, además de las nacionales de La Plata y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dos ideas fuertes sostienen esta gran producción en la ciudad de las diagonales: una es llegar a la máxima cantidad de personas y acercar a que sean futuros espectadores de danza, “hay intervenciones para el público casual que está ahí circulando, que no se acerca a los teatros”. Para esto es importante que sea un festival gratuito que posibilite un mayor acceso a los bienes y productos culturales.

La otra idea detrás, asociada a la lucha por una Ley Nacional de Danza que organice y apoye esta actividad, es la gran premisa de entender el valor del trabajo en relación a la danza, que tiene que ser remunerado. En el festival, todas las personas cobran por su labor, por lo que es una fuente de trabajo para muches artistas y gestores. Cuestión posible gracias a los apoyos, subsidios, becas que sostienen el festival, que esta vez vienen de la mano de Iberescena, del Consejo Provincial de Teatro Independiente y de la Universidad Nacional de La Plata. Pero que no es algo fijo, como afirma Constanza: “cada año buscamos nuevos recursos de financiamiento, es un desafío que se renueva en cada edición”.

El desafío de otra forma de afecto, de estar con les otres y de habitar las múltiples corporalidades y el mundo. Danzafuera nos invita a pensar la danza por fuera de la danza.

Por Dulcinea Segura

Informes y espacios en:

Web: https://danzafuera.wixsite.com/festival

Mail: danzafuera@gmail.com

Encontrá y seguí el Festival en las Redes en: Facebook: /DanzafueraFestival   Instagram: @festival_danzafuera

Marianne tiene una misión, pintar a Eloise, una chica que acaba de dejar el convento tras el trágico final de su hermana. Ahora Eloise está destinada a casarse cumpliendo un mandato que además beneficia a su madre y para ello deberá antes, según la tradición, entregar un retrato suyo a su futuro marido.

Pero ella se niega a cumplir su destino y se rehúsa a ser retratada, por lo que su madre contrata a una pintora que a escondidas deberá pintarla haciéndose pasar por su dama de compañía.

Cuando Eloise descubre el engaño decide permitir que se realice un nuevo retrato pero esta vez posara para su retratista.

El sutil juego de seducción entre Noemie Merlant y Adele Haenel es inquietante.

Los escenarios naturales utilizados son magníficos y cada uno conforma en si una pintura que hará de esta película una obra de arte de extrema belleza.

Cuando el poder desaparece lo prohibido emerge y da rienda suelta al deseo, comenzara entonces un juego sexual que no detenta homosexualidad sino que es la mera exploración de dos cuerpos que vibran en una misma sintonía y quieren descubrirse.

La sororidad está presente desde el comienzo y se acrecienta en los momentos en que aparece un destino indeseado.

Una pregunta quedara resonando ¿ser libre es estar sola?

 

Estreno en cines jueves 19 de marzo de 2020

Elenco Completo: Noémie Merlant, Adèle Haenel, Luàna Bajrami, Valeria Golino, Christel Baras, Cécile Morel, Armande Boulanger, Michèle Clément.

Título original: Portrait de la jeune fille en feu / Guion y Dirección: Céline Sciamma / Música: Para One, Arthur Simonini / Fotografía: Claire Mathon / Género: Drama / Año: 2019 / Duración: 120 min. / País: Francia / Distribuye: Impacto Cine

Las cargas es el nuevo trabajo de Christian García, director y dramaturgo de esta singular pieza. Como en sus obras anteriores (El monstruo tan temido, Muñecas Taiwanesas, Casa Linguee, entre otras) lejos de los métodos tradicionales, García traza una línea de trabajo para el desarrollo y generación de material, enfocada en la creación conjunta con lxs actorxs Una búsqueda distinta. Partiendo de una idea, generar en lo sucesivo materialidad teatral hasta llegar al objeto-obra-terminada.

Sin linealidad convencional, el espectáculo es provocador, sutil y efectivo. Su núcleo central hace foco en el peso que llevan los personajes en soportar situaciones que se pueden repetir a diario. Escenas hilvanadas con firmeza se enmarcan en lo cotidiano: padres, madres, hijxs: personajes anónimos que provocan identificación rápidamente en el espectador que tiene la posibilidad de completar la historia. El absurdo y la carencia sustancial –y no tanto- en las sucesivas discusiones y disputas de la obra provocan motivos para incomodar y hacer reir al público.

El relato se instala con precisión y se enraíza gracias a la capacidad interpretativa de Laura Névole, Pablo Chao y Lucas Crespi, quienes logran tensión rápidamente con el devenir de los diferentes cuadros, ya que, “cargan” con solida inspiración poética a esos personajes tan particulares.

Las cargas logra generar lenguaje, con profundidad, divierte sin ser banal, inyectando de potencia e innovación a la propuesta teatral para que nadie salga de la sala con el mismo estado con el que entró.

Por Ricardo Tamburrano

Pueden verla los sábados a las 22:30hs en CASA TEATRO ESTUDIO (Guardia Vieja 4257)

Dramaturgia y dirección: Christian Garcia / Actúan: Pablo Chao, Lucas Crespi, Laura Nevole / Vestuario: Lara Sol Gaudini / Escenografía: Darío Coronda Kartu / Diseño de luces: Ricardo Sica / Asistencia de dirección: Ignacio Arroyo / Producción: Casa Teatro Estudio

El hombre alternativo 

En una extensa charla con Javier Acuña, nos cuenta los nuevos horizontes de la plataforma, las posibilidades y problemáticas que debe enfrentar la producción de teatro independiente.

Un pequeño gigante entreteje la vida de los teatristas locales conectando un vasto universo artesanal. Nacida en 2000 al calor de internet y de las necesidades específicas del sector, Alternativa Teatral cumple veinte años. Hoy es la base de datos más grande de la actividad, un sólido sistema de venta de entradas y un espacio virtual y real donde se desarrolla la formación de públicos. 

Después de participar en la última edición de FIBA, se estrena la segunda temporada de este romance telúrico surcado por la desgracia. Una fábula folklórica local entrecruzada con mitología de licántropos que aúllan a la luna llena. 

La historia de amor trunca de la rubia y el lobo se cuenta con música en vivo, despliegue de destreza física y belleza poética. Toto Castiñeiras, quien trabajó durante diez años en la Compañía del Cirque du Soleil y fue creador e intérprete de la parte cómica para la producción “Sép7imo Día”, centrada en la banda Soda Stereo, sabe lo que hace en su rol de autor y director.  

En una puesta con recursos originales y efectivos. Narra de a tres una historia de dos. Santiago Garcia Ibañez, Micaela Rey e Ignacio Torres protagonizan la obra con gran precisión técnica y entrega. 

Sin dejar de lado el humor, en el tono de la propuesta se mezclan inocencia, salvajismo, sensualidad, violencia, pureza y mentira. Nunca es demasiado dulce porque la crueldad acecha.  

Arrastrando un pasado de tragedia, se conocen la rubia -con su cabeza rococó, su testera de bucles, su pasión por la poesía y sus palabras filosas- y el chico peludo, el séptimo hijo. Nace así este amor litoraleño enrarecido. Entre noches de kermese, certamen de la Reina del mate, monte, laguna, viento, vaca y chajá, los enamorados salen a comerse el mundo bajo la luz brillante de la luna panzona.   

Por Paula Boente 

Dramaturgia y Dirección: Toto Castiñeiras  InterpretaciónSantiago Garcia Ibañez, Micaela Rey, Ignacio Torres. Nün Teatro-Bar, Juan Ramirez de Velasco 419; jueves a las 21; desde $350 

 

De la templanza a la escritura 

Irma escribe para vivir. Y para mantenerse viva. Ella es el personaje que Julieta E. Santos elige como vehículo de su TEMPLANZA (Irma). Un título que son, a la vez, tres libros: novela, poemario y una obra de teatro. Además, un borrador, un ensayo y la versión final. Con tres personajes más -Alba, Lorena y Eva- la autora promete nuevos títulos en los que desarrollará sus subjetividades.  

Roberto Peloni Expone sus actividades ociosas, una montaña rusa de quehaceres cotidianos que echan luz a la labor constante

Al momento de escribir sobre mis tiempos libres me encontré con varias preguntas. ¿Qué hago en mis tiempos libres?  ¿Es productivo mi tiempo libre? ¿Tiene que serlo? ¿Sé qué hacer con él? ¿Necesito saber qué hacer con él o solamente me dejo fluir? ¿Qué suelo hacer en mi tiempo libre? 

No faltan motivos para interesarse en Ametralladora. Con un trabajo brillante de Nicolás Goldschmidt y una propuesta creada por Laura Sbdar, una de las dramaturgas y directoras más interesantes del momento, este unipersonal se destaca dentro de la oferta de la cartelera porteña. 

Una criatura viaja en micro con su hermana. En algún punto del periplo rutero, tienen un accidente. Las dos nenas son internadas en un hospital. En los recintos desangelados del centro médico, se les inyecta suero como leche materna y les hacen radiografías para traslucir el desamparo. Junto a otras nenas, preparan una rebelión de juegos y ternura que se enfrenta en cada pasillo con el dolor y la muerte.  

La obra de Sbdar sorprende y descoloca desde el comienzo. Con una puesta sencilla pero fuera de lo común y un texto de enorme potencia poética, plasma un relato de marginalidad contado desde los márgenes. El discurso se va enrareciendo progresivamente, es lúdico y, de a ratos, sigue la lógica delirante y aleatoria de los juegos de niños. Las imágenes son precisas y sugerentes, las palabras despliegan su musicalidad en la onomatopeya.  

En su rol como la niña protagonista, Goldschmidt deslumbra y conmueve. El actor, a quien próximamente se lo verá como joven Maradona en una serie, muestra un carisma arrollador y una gran sutileza para atravesar los estados.  

Entre pestes de risas, corazones que laten como el beat bolichero de una rave y ametralladoras que disparan narcóticos como palabras, las nenas hacen su manifiesto. Afuera somos ojos que reclaman amor o muerte.   

Por Paula Boente 

 Podes verla en Espacio Callejón (Humahuaca 3759) los viernes 22:30, entradas desde $320 

Dramaturgia y Dirección: Laura Sbdar Interpretación: Nicolás Goldschmidt