Categoria

Buenos Aires

Categoria

En esta ocasión le tocó a Revista Llegas ser parte de este ciclo de intervenciones que Ricardo Sica viene haciendo desde mediados de julio en los teatros independientes de CABA. Empezó con Timbre 4 y luego fue hablando con los dueñxs de las diferentes salas para que permitieran abrir sus puertas y dar visibilidad a sus espacios, siguió con El Extranjero, Moscu Teatro, El Opalo, No Avestruz, Sigue la Polilla, Espacio Callejón, Teatro Pasillo al fondo, Vera Vera, Espacio TBK, Querida Elena, El Excéntrico de la 18, entre otros.

La anátomo-política  al palo. En este texto urgente y coyuntural, Sofía Guggiari trasciende las normas del ensayo y la literatura, describiendo una ficción personal (y plural) en donde los aparatos de captura se muestran desbordados por las mismas potencias corporales que producen y domestican.

En todas las despedidas  a Rosario Bléfari se lee una gratitud infinita;  hay algo más allá de su producción estrictamente estética. ¿Pero qué es ese “algo más”? En este breve texto de ritmo autobiográfico y existencialista, una Fan traza la historia que la une con la actriz y cantante de Suarez y de cómo ese vínculo modificó su vida para siempre.

“Cuándo escucho la frase volver a lo de antes debo admitir que me produce cierta desesperanza” – proclama en este breve texto Sofía Guggiari. ¿Hay que pujar por volver a lo que era nuestra normalidad? ¿De qué manera? ¿Normalidad para quiénes? Con una mirada política y personal, la autora, nos convoca a plantear preguntas sobre nuestras posibles prácticas sociales y modos de existencia  en un futuro cercano.

Los cuerpos en el encierro se deforman, se vuelven extraños, se retuercen. Se retraen o se expanden, en pequeñas partes, partes irreconocibles, nunca antes vistas, se multiplican. Acalambrados. Las pieles se vuelven más ásperas o más suaves, pican o le salen escamas. Se tornan de otro color o a veces de varios. Son pieles pelajes del olvido o de la inmensidad. Por los poros se desliza el polvo. Los cuerpos en el encierro pierden su contorno, se vuelven baba  que se derrama sin control o se endurecen tanto que se quiebran, se caen los pedazos, lo que queda. Los cuerpos en el encierro denuncian que estamos hechos de carne y sangre y la carne que se desgarra o se humedece y hace temblar la tierra. La carne es de color azul.