Categoria

Cine

Categoria

La precede una polémica. La contiene una realidad. La resignifica un contexto. Nos referimos a Cuties, la película que, dirigida por Maïmouna Doucouré, narra la historia de Amy, la hija preadolescente de una familia de inmigrantes senegaleses que, mientras crece entre rígidos mandatos culturales y religiosos, intenta adaptarse a su nueva vida en los suburbios de París. En la escuela, Amy conoce a un grupo de “chicas malas”, a las que -enseguida- admira. Ellas bailan de manera sensual, se visten atrevidamente, no le temen a la autoridad, y son audaces y descontracturadas.

Una vampira feminista y no porque milite en el feminismo necesariamente, si no por sus fugas de sangre y fiesta. Vampira o más bien bruja, hereje solitaria de la noche. Elije a sus presas, y ahí no hay nada de azar, la potencia de su búsqueda está en una ética que se enuncia en acto en el relato. No hace falta explicar nada. Que piba no fantasea con haberle destrozado el cuello a ese pibe que la intentó abusar en el boliche, o no ha soñado con ajusticiar a la amiga que había sido maltratada por algún novio. La vampira anda sola de noche sin miedo, sonriente deja que el viento le pegue en la cara y se aprecia una suerte de liviandad en el aire, sin culpas ni remordimientos;  esa imagen dura mil años. Claro, que piba no sueña también con alguna vez caminar de madrugada por la calle sin temer que la violen, maten o descuartizen, una vez más.

Marianne tiene una misión, pintar a Eloise, una chica que acaba de dejar el convento tras el trágico final de su hermana. Ahora Eloise está destinada a casarse cumpliendo un mandato que además beneficia a su madre y para ello deberá antes, según la tradición, entregar un retrato suyo a su futuro marido.

Pero ella se niega a cumplir su destino y se rehúsa a ser retratada, por lo que su madre contrata a una pintora que a escondidas deberá pintarla haciéndose pasar por su dama de compañía.

Cuando Eloise descubre el engaño decide permitir que se realice un nuevo retrato pero esta vez posara para su retratista.

El sutil juego de seducción entre Noemie Merlant y Adele Haenel es inquietante.

Los escenarios naturales utilizados son magníficos y cada uno conforma en si una pintura que hará de esta película una obra de arte de extrema belleza.

Cuando el poder desaparece lo prohibido emerge y da rienda suelta al deseo, comenzara entonces un juego sexual que no detenta homosexualidad sino que es la mera exploración de dos cuerpos que vibran en una misma sintonía y quieren descubrirse.

La sororidad está presente desde el comienzo y se acrecienta en los momentos en que aparece un destino indeseado.

Una pregunta quedara resonando ¿ser libre es estar sola?

 

Estreno en cines jueves 19 de marzo de 2020

Elenco Completo: Noémie Merlant, Adèle Haenel, Luàna Bajrami, Valeria Golino, Christel Baras, Cécile Morel, Armande Boulanger, Michèle Clément.

Título original: Portrait de la jeune fille en feu / Guion y Dirección: Céline Sciamma / Música: Para One, Arthur Simonini / Fotografía: Claire Mathon / Género: Drama / Año: 2019 / Duración: 120 min. / País: Francia / Distribuye: Impacto Cine

¡VIVIR! 

Hacer la vida, de Alejandra Marino, propuesta coral sobre las diversidades con precisas interpretaciones de sus protagonistas. 

Natalia vende café en la calle, con un carrito lleno de termos. Le dicen la Rusa, pero ella señala, sin énfasis, que los argentinos no son brasileños. Ella, que fue nadadora profesional y ahora no le permiten más que vender café en ese natatorio exclusivo donde tiene clientela, es ucraniana, que no es lo mismo que ser rusa. Mercedes recién sale de la adolescencia y está empleada con cama en casa del señor Sergio y la señora Mónica; la señora Mónica no tuvo hijos, y pareciera que ese es un trauma bastante profundo que ni siquiera Aquiles, el dogo, puede suplir favorablemente. Mercedes quedó embarazada del Negro, y cuando el Negro se borra, Mercedes se quiere volver a Tucumán pero sin el chico. Lucy vive con su mamá y Mick, su hijo. Sueña con irse a vivir a El Bolsón con el nene y cultivar frutillas y frambuesas para hacer dulce. Pero no tiene trabajo, nadie la toma por su condición de gorda, y se resiste a trabajar en un prostíbulo cuyo capanga asegura que las chicas tienen la misión de sacar la parte única que cada cliente lleva consigo. Gaby no la pega con los castings en los que prueba sus condiciones de bailarina, y Mariano, cuando Gaby se va de casa a buscar su destino, se prueba tímidamente la ropa de Gaby aunque le quede ajustada. Párrafo aparte merece Lorenzo, un zapatero tartamudo que está enamorado de Natalia pero tiene, a su pesar, actitudes aviesas que lo avergüenzan hasta llevarlo al límite de lo permitido. Y sin querer, porque Lorenzo ni siquiera piensa en ese tema, Lorenzo se transforma en el catalizador de este puñado de almas que coinciden, todas, en el mismo edificio cuya dueña es la madre de Lucy, a quien pareciera que sus dotes de vidente no alcanzan para percibir las pulsiones que se agitan en algo tan lejano como el inmediato alrededor. 

Esta vez no vamos a empezar por contar la historia de Néstor y Rafa, que se van a Mendoza a ver el partido donde el Atlético Saavedra se juega el ascenso al Nacional B, y de cómo, por puro cabuleros que son, tratan de perderlo a Fabián, un amigo de Néstor, colorado como un tomate y, por supuesto, tan drapie, tan mufa como se puedan imaginar de un colorado. Si no vamos a empezar por ahí se debe a que esta comedia (tan graciosa como a uno le cuadran las comedias), seguramente cuando lean esta pequeña crónica, ya no estará en cartelera. La podrán ver por CINE.AR, pero no será lo mismo. El cine es el cine. Todavía es así.

LA FURIA DEL VOLCÁN  

IL PRIMO RE, de Matteo Rovere, se vio este año en la 21ª edición del BAFICI, en la sección Nocturna y en premier latinoamericana. En ella, creando un personaje secundario aunque de largo aliento, se destaca Vincenzo Pirrotta, un actor, dramaturgo y director siciliano, especialista en teatro antiguo. Pirrotta estará al frente de KAOS PIRANDELLO, una maratón teatral dedicada al Premio Nobel de Literatura 1934, que se llevará a cabo entre el 11 y el 13 de octubre en las instalaciones del Teatro San Martín y que, a priori, resulta imperdible. Hasta aquí, información pasada e información futura. El presente está en Cai el Sabino. 

LA BRASA EN LA MANO

Hombres de piel dura, o cómo la ley del más fuerte se convierte en el único camino para las clases oprimidas.

Al principio de HOMBRES DE PIEL DURA Omar lo deja a Ariel. Dicho así nos encontramos ante el final de un romance entre dos hombres, pero no, no es algo tan sencillo. En esta película las palabras no son tan contundentes como las imágenes y sus múltiples sentidos.

ENCUENTROS CERCANOS CON AMIGOS LUMINOSOS

¿Podrán los seres vivos, así no hayan nacido en esta Tierra, prescindir del amor? Es una pregunta amplia y difusa pues quién conoce un extraterrestre para afirmarlo. Pero la abuela de Tania quizás sí lo sabe. Mejor dicho, lo supo. Ella fue la amante protectora de una criatura de color frío e indefinido, a quien le dio cobijo cuando la criatura quedó perdida en este páramo al fin del mundo, y que lo fue mientras le duró la vida.