El 12 de noviembre de este distópico 2020 se cumplió el primer año de existencia del Movimiento Federal de Danza (MFD), un colectivo sin fines de lucro ni filiación político partidaria que nació en una asamblea organizada en el 2019 en el Centro Cultural de la Cooperación. En aquel momento, y luego de varios años de lucha por el Proyecto de Ley Nacional de Danza, se planteó una organización con comunicadorxs referentes de las 8 regiones culturales y el objetivo de hacer presente al sector en una construcción realmente federal, “donde cada jurisdicción, cada ciudad, cada pueblo, pueda visibilizarse”, en palabras de Mariela Ruggeri, una de las referentes a nivel nacional e ideóloga inicial del recorrido.

En este duro año de pandemia, cuarentena y crisis mundial, el MFD se mantuvo activo y sin pausas. Consiguió, a través de mesas de trabajo junto a la Dirección Nacional de Industrias Culturales, que la danza sea tenida en cuenta como sector y participe en los MICA (Mercado de Industrias Creativas Argentinas), lo que se traduce en la apertura de mayores circuitos laborales para el sector. Esto implica crear corredores provinciales y regionales que enlacen festivales, encuentros, giras, etc., en la búsqueda de una mayor articulación entre artistas, colectivos y asociaciones de danza con organismos nacionales o locales de las áreas de cultura y/o fomento.

Otro punto fundamental fue la creación del Registro Nacional de Trabajadorxs de la Danza, una herramienta importantísima para dar cuenta de quienes componen el sector y cuáles son sus actividades, de acuerdo al territorio en que se encuentran, que permite generar informes y datos necesarios para establecer estrategias que colaboren en mejorar el trabajo y hacer soporte al Proyecto de Ley Nacional de la Danza.

Otra de las acciones impulsadas desde el MFD para atravesar la crisis en el transcurso de este año, fue contactarse con organismos gubernamentales de jurisdicciones provinciales y municipales para gestionar bolsones de comida y poder ayudar a colegas que hoy se encuentran en situación de emergencia alimentaria. Gestiones que fueron realizadas en Salta, Santa Fe, Rosario, Córdoba, Departamento General Pueyrredón de la Provincia de Buenos Aires, Bahía Blanca, AMBA y CABA. También consiguieron, en el marco de emergencia cultural, que los espacios de enseñanza y las academias de danza pudieran aplicar dentro del Fondo Desarrollar como “espacios culturales”.

A su vez, se realizaron festivales solidarios virtuales con el objetivo de juntar dinero para comprar y distribuir alimentos, y colaboraron difundiendo clases y festivales para apoyar la labor.

El MFD continúa su tarea reuniéndose cotidianamente en comisiones que se dedican específicamente a Comunicación, Registro, Trabajo sobre la Ley, Género, entre otras. Sabe que para avanzar en políticas públicas sólidas es imprescindible consolidar el sector para dialogar con quien esté en el gobierno, que son quienes toman las decisiones respecto al Estado.

A los fines del sector, la fortaleza y visibilidad de la danza son fundamentales para sentarse a exigir sus derechos, por eso desde el MFD invitan a registrarse en el Registro Nacional de Trabajadorxs de la Danza, a sumarse en la lucha por una Ley Nacional de Danza, por una mayor profesionalización del sector y por mejoras laborales que proyecten un futuro más igualitario, también desde el área de las culturas.

Autor

Escribir comentario