Durante el fin de semana del 7 de agosto se realizó el Primer Foro Federal Interregional del Movimiento Federal de Danza (MFD), organizado por las regiones Centro y Provincia de Buenos Aires. En el encuentro se expusieron la Ley Nacional de Danza, el proyecto de jubilación para bailarinxs y la situación de emergencia, entre otras cosas. Contó con invitados como el presidente del Instituto Nacional de la Música (INAMU), Diego Boris, que dio todo su apoyo al MFD y el bailarín Julio Bocca, quien destacó la unión, la confianza y participación de las diferentes personas que integran el movimiento, y señaló que los legisladores “deben entender que somos un sector que es parte de la economía de la cultura”.

En el transcurso de un encuentro que congregó geografías tan variadas como Patagonia, Chaco, Santa Fe, La Pampa o Provincia de Buenos Aires, se propuso trabajar en legislaciones laborales y de fomento, pensando en redes y circuitos de trabajo para la danza, en los ámbitos públicos y privados de todo el territorio argentino. Mariela Ruggeri, referente nacional del MFD, sostuvo enfáticamente la construcción colectiva como la única forma posible de trabajo y expuso la necesidad intrínseca de pensar realmente qué acciones son importantes para impulsar el movimiento, visibilizar el sector y lograr que se sancione y promulgue en nuestro país, la Ley Nacional de Danza, proyecto que ya se encuentra en manos de Carolina Moisés, vicepresidenta de la comisión de cultura de la Cámara de Diputados.

Respecto a la Ley, Diego Boris resaltó su importancia para la creación de un Instituto Nacional de Danza que atienda a este sector cultural, añadiendo que lxs bailarinxs tienen que sentirse protagonistas porque ellxs son el colectivo que debe hacerle entender al Estado, más allá del gobierno de turno, que es su responsabilidad llevar adelante las políticas culturales para la actividad. También destacó las características del MFD como movimiento político sin filiación partidaria, que nuclea a las personas por el amor y el trabajo en la disciplina.

Entendiendo la danza como un arte pero también como un trabajo, el bailarín Hernán Nocioni, integrante del Ballet Folklórico Nacional, habló de la Ley 2040 de jubilación, que rige únicamente para bailarines profesionales de compañías oficiales, y estipula un mínimo de 20 años de carrera para jubilarse y 40 años de edad como máximo. La jubilación es un derecho en el que se viene trabajando desde el 2014 y que hoy se encuentra en tratamiento, impulsando su alcance a bailarinxs de toda la Nación.

Desde el Chaco, la coreógrafa y gestora Marilyn Granada, trajo a reflexión la idea de hermandad verdadera, rescatando el pensamiento de los pueblos originarios de América, para pensar en la diversidad de las manifestaciones de la danza, a la hora de fortalecer el sector. “Organizarnos para generar diálogo con el Estado y con los diversos colectivos, desde el encuentro y la unión”, agregó la secretaria de cultura de La Pampa, Malva Roldán.

En síntesis, el MFD plantea seguir construyendo con acciones concretas este  proyecto colectivo donde el sector de la danza se fortalezca de manera solidaria e inclusiva. Por eso, resulta fundamental la inscripción en el Registro Nacional de Trabajadores de la Danza como una manera de visibilizar a quienes lo integran: bailarinxs, coreógrafxs, docentes, gestorxs, investigadorxs. Para saber quiénes y cuántxs son lxs que lo componen, cuáles son sus necesidades específicas, contemplando las similitudes y diferencias a nivel federal.

Queda abierta la invitación a sumarse.

Para informarse: www.movimientofederaldedanza.com.ar

Para registrarse: https://movimientofederaldedanza.com.ar/formulario

 

 

Autor

Escribir comentario