La Asociación Argentina de Trabajadores de la Danza (AATDa) es la entidad gremial que agrupa a lxs trabajadorxs de la danza con el objetivo de crear y defender sus derechos laborales en toda la extensión del territorio nacional, atendiendo las particularidades de cada provincia desde una construcción colectiva, democrática y federal.

Nace en una asamblea en 2015 donde se elabora un estatuto y se lleva a cabo una votación que elige como Secretaria General a Mariela Ruggeri quien, hasta el día de hoy, continúa en el cargo hasta tanto se realicen las elecciones derivadas del dictamen del Ministerio de Trabajo de la Nación, a la espera de la simple inscripción.

A raíz de un conflicto laboral con una trabajadora de la danza de Rosario en 2017, se convoca en esa ciudad a una asamblea donde participa Ruggeri, como Secretaria General, conformándose la Comisión promotora  AATDa Rosario con el objetivo de empezar a funcionar de hecho. Amalia Aguirre, una de las trabajadoras de la danza que está al frente de AATDa Rosario, nos dice al respecto: “Reflexionamos sobre qué significaba ser una comisión de un gremio, estudiamos  y nos asesoramos con gente afín a las cuestiones gremiales”.

Durante este 2020 crítico para todo el sector de la cultura, empezaron a tener muchas consultas del resto del país sobre cómo funcionar de hecho. “En pandemia, muchas localidades tuvieron la necesidad de formarse como AADTa y empezar a trabajar fuertemente con los derechos de los trabajadores porque la precariedad del sector salió a flote al 100 %; tenemos compañerxs que tuvieron que cerrar sus espacios, no se pudieron adaptar a la virtualidad o no les alcanzaba con eso para vivir”, puntualiza Amalia y señala que, “a pesar de ser un gremio nacional, la sede está en Buenos Aires y no prevé las delegaciones, por eso hay que modificar el estatuto, una vez que la comisión de Buenos Aires esté funcionando.” Mientras tanto, es preciso forjar y fortalecer delegaciones en todo el país a nivel federal, para que empiecen a funcionar de hecho y que puedan pedir ese cambio que las reconozca en el estatuto, una vez lista la inscripción. “Hicimos tres asambleas desde Rosario donde compartimos nuestra manera de trabajar, para poder animar y poder subsanar alguna pregunta de alguna localidad, pensando que nos tenemos que acompañar en este momento como nos acompañaron a nosotras en el armado de nuestra filial.”

Desde AATDa Rosario, se propone extender el compromiso hacia las nuevas conformaciones territoriales con la idea de ‘pasar la posta’ y compartir las realidades de cada localidad, identificando sus propias necesidades. “Pensamos entonces en una AATDa Federal, con la idea de crecer y fortalecer cada localidad y tener acciones reales,” señala Amalia, resaltado el trabajo intenso que se está realizando.

En octubre de este año se conformó la filial Misiones luego de una convocatoria realizada por el Movimiento Misionero de Danza (MMD) y la Asociación de Trabajadores de la Danza de Misiones (ATDaM), a través de una asamblea  en la que estuvieron presentes la Secretaria General de AATDa, Mariela Ruggeri, y trabajadorxs de la danza de toda la provincia. Actualmente se encuentran trabajando en redes y en propuestas de convenios asociativos, según nos cuenta Gabily Anadón, referente del Movimiento Federal de Danza y gran impulsora de la organización de la danza en esa provincia. “Para el año que viene tenemos proyectadas muchas cosas, entre ellas, un festival nuevo que queremos llevar adelante. La idea es trabajar conjuntamente entre AATDa, que es la asociación gremial, ATDaM que es la asociación civil que presido, y el Movimiento Misionero de Danza, que son las tres fuerzas acá, en la provincia. Queremos generar comisiones de trabajo, capacitaciones, acuerdos y convenios entre asociaciones. Estamos recién empezando”, resalta.

Por otro lado, Gabriel Vega, desde Salta, provincia que tiene ahora la posta, explica que este acto significa empezar construir una base sólida donde la representatividad sea más honesta y resalta la necesidad de empoderar la región en la construcción de la conciencia cívica, que implica el despertar del trabajador en arte como una militancia que se lleva adelante. “Quienes estamos en este momento, decidimos considerarnos como una comisión promotora que trabaje en forma mancomunada y colaborativa para realizar una difusión masiva a través de capacitaciones sobre derecho laboral” expresa con firmeza. También enfatiza la importancia de identificar el territorio en el proceso de construcción, en paralelo con el Movimiento Salteño de Danza y la AATDa: “vamos a recorrer la provincia, que tiene una situación económica muy inestable, con muchos grados de desigualdad social y un centralismo importante de la danza en la capital, por lo que hace falta entender las diferencias”. Ellos recibieron la posta de AATDa Córdoba, y la entienden como una construcción de un conocimiento que contemple las diferencias en los procesos de generación de conciencia, que son complejos en el compromiso del artista.

Hasta la fecha, las filiales conformadas son: AATDa Rosario, AATDa Misiones, AATDa Santa Fe, AATDa Chaco, AATDa Buenos Aires, AATDA Corrientes, AATDa Formosa, AATDa Reconquista, AATDa Santiago del Estero, AATDa Córdoba y AATDa Salta.

La posta continúa circulando para tejer redes federales que defiendan a todxs lxs trabajadorxs del sector. Porque para que la danza se constituya como un espacio  fuerte, la “posta”, como verdad, tiene que construirse entre todxs.

Autor

Escribir comentario