Natalia Casielles nos cuenta su plan que la lleva a rendirle culto a la libertad en el tiempo en que habita, dispuesta a hacer algo de sí siempre.

De nena estaba obsesionada por no dejar de jugar, en mi tiempo libre jugaba, jugar me hacía sentir que hacia lo que quería con mi tiempo. Mi tiempo libre era cuando no estaba en la escuela o cuando no estaba haciendo la tarea de la escuela. No me gustaba la escuela. De las demás obligaciones se encargaban los adultos, pude ser una nena ocupándome de ser nena, salvo por las reiteradas visitas a hospitales, pero ese es otro tema. Jugaba mucho sola, con mis hermanes o con alguna amiga del barrio. No hablaba demasiado con otra gente, personalidad paralela, en casa extrovertida, en escuela retraída. En los recreos, junto al mástil de la bandera que me hacía sentir una especie de prócer, tuve mucho tiempo para idear un plan: de adulta mi tiempo libre sería todo el tiempo. Busqué la definición de tiempo libre:período del que se dispone para hacer algo, “ahora tiene tiempo para dedicarse a sus aficiones”. Período en que se dedica a la diversión o al descanso, “tiene todo el tiempo para dedicarse a jugar”. Varias cosas me habían quedado en claro de la anterior definición, el tiempo libre era aquel en el cual podía hacer mis aficiones, divirtiéndome y descansando.  A eso se sumaba otra pista, el mundo adulto en sus diferentes charlas anhelaba el tiempo libre: “cuando tenga tiempo libre voy a hacer lo que quiero”, sensación que me parecía  de las más tristes. De adulta quise respetar a esa nena con su plan, haciendo cosas que sienta que mi tiempo libre es todo, no iba a permitirme ser una adulta que se queja todo el tiempo de la falta de tiempo por no tener tiempo, de cuando es verano querer que sea invierno, de no soportar a  quien tiene al lado, de tener la casa y querer el auto, de tener el auto y querer las vacaciones, de estar en las vacaciones y quejarse del lugar.

Me costó años poder armar el sistema y como con las fuerzas de la vida no se jode,  ese tiempo libre fue  interrumpido reiteradas veces con tiempos a los que denomino vulgarmente tiempos de mierda. Todo mezclado sin orden de importancia los tiempos de mierda son: muertes, pérdidas, falta de guita, gobiernos de derecha, enfermedades, deudas, rarezas varias, desamores (el plan de la nena no puede abarcar las fuerzas mayores, sino sostener el tiempo libre como bandera política, consciente que estamos en un sistema que va a querer atentarlo)

Lo que me hace sentir que mi tiempo libre es todo es dedicarme a algo que me permite seguir con esa obsesión del juego (perdón por la cursilería) y que se entrecruza en su materia prima con los demás aspectos de la vida generando placer.

Descripción breve de mi tiempo libre, todo mezclado sin orden de importancia: ensayo obras, coordino sala de teatro, estudio maestría en dramaturgia, voy a marchas, muchas marchas, actúo, dirijo, escribo guiones documentales, paso mucho tiempo con amigas, amigos, si tengo alineado los astros amo y me aman, viajo todo lo que puedo, también hago de turista en mi propia ciudad, estoy en casa, escucho música, fumo porro, canto, disfruto de mi mini zoo personal: dos gatos, tortuga y perro, me obsesiono con buscar videos de YouTube, coordino ciclos y festivales, me obsesiono con cosas que no tienen ningún sentido más que en mi mente,tengo un altar  mezcla de equecos, vírgenes, santos y santas paganas, les rezo, armo planes conspirativos contra el macrismo, bailo, paso tiempo con mi papá y mis dos hermanes, tomo mate, miro películas, lloro extrañando a mi mamá,  me rio mucho, veo y escucho obras de teatro, doy clases, idioteces en redes, vendo ropa vintage,  duermo mucho,a veces vagancia, vagancia pura, me aburro, me divierto, abrazo, abrazo mucho, pienso, pienso, pienso que no sé si voy a poder seguir manteniendo que mi tiempo libre es todo, pero lo disfruto. Hace poco alguien que me encanta me dijo: tal vez no cumpla con los tiempos capitalistas pero soy bastante feliz. En este tiempo libre que estoy escribiendo estas palabras habito esa conclusión.

Natalia Casielles es Actriz, Directora, Dramaturga

Autor

Escribir comentario