RECUERDOS 

El olvido, pequeña pieza de largo alcance en la historia y las emociones, escrita y dirigida por Ana Laura Suárez Cassino 

Graciela lo ve a Roberto en el aeropuerto y su vida vuelve al momento en que dejó de verlo, un momento refugiado en aquella adolescencia patagónica. Ella se acuerda de todo lo que vivieron juntos, que no es tanto ni tan importante, pero que la memoria magnifica y las sensaciones en el cuerpo se encargan de reverdecer. Roberto le sigue el tren en el avión, incluso cuando llegan a Esquel, de donde los dos se fueron poco después de aquel cumpleaños en el que dejaron de verse, después de aquel helado que Graciela se volcó sobre el vestido, después de abandonar la mesa del café donde charlaron durante horas alguna vez. Pero Roberto no la recuerda. Intenta recordarla, pero no la recuerda. Él es viudo, vive en México, tuvo una misión que cumplir en los años de plomo, hoy maneja una imprenta… Es evidente que los recuerdos, a tantos kilómetros de distancia, se extravíen en un recodo del camino, pero las sensaciones en el cuerpo, incluso pasados los sesenta, no saben de distancias y mucho menos del tiempo. 

EL OLVIDO no recurre a los hechos de la historia mediata ni a las estaciones conocidas del romanticismo en otoño para dejar en claro que la crónica de una época y la vida de la gente no pueden ir más que de la mano. Por eso los quiebres musicales o la aparición de pequeños objetos ampliados por una cámara, cobran el justo tamaño de lo revisionista y se transforman en las esquirlas de una ventana que los años se encargaron de estallar y que no alcanza con describirlas en palabras. Por eso también los cuerpos no pueden otros que los actuales: no hay más realismo en la memoria que en aquellas porciones seleccionadas de la realidad. Cecilia Colombo y Nacho Vavassori, como Graciela y Roberto, hoy, con los matices que incorporaron a sus criaturas, también son los que fueron, y se arroban y atribulan como dos chicos que lo único que saben es que el mañana llega después de dormir esta noche, y que la historia se funda cuando estamos juntos. 

 Por Carlos Diviesti 

EL OLVIDO. Escrita y dirigida por Ana Laura Suárez Cassino. Diseño sonoro y música en escena: Norberto Moreno. Diseño de iluminación: Facundo Estol. Diseño de Escenografía: Martina Nosetto. Diseño de vestuario: María Isabel Gual. Intérpretes: Cecilia Colombo, Nacho Vavassori. Domingos 17.30 hs. El Excéntrico de la 18, Lerma 420. 

Autor

Escribir comentario