Algo nuevo, algo viejo, algo prestado. En la pieza del fondo la costurera prepara el ajuar de bodas. Los canapés están listos para la gran fiesta. Pero la novia, Rosario, revela un secreto que cambiará los acontecimientos. En las otras casas también se cose y se descose. El barrio habla.

El bellísimo teatro Querida Elena es el entorno ideal para esta obra corta, pequeña pero potente, que sumerge a los espectadores en la intimidad de los preparativos prenupciales de tres mujeres. El público es invitado, ya desde la recepción, a participar de esta historia que, aunque propone un viaje al pasado, tiene mucho de actualidad.

Cruz del Sur es el primer trabajo escrito y dirigido por Romina Salerno, que ya había participado en otras producciones como actriz. Muy buenas actuaciones a cargo de Camila CruzEugenia OsindeAndrea Picón, un cuidado plástico de las formas y los cuerpos en escena, recursos clásicos y música en vivo de bandoneón interpretada por Bruno Leichman son algunos de los pilares de esta obra que resuena en sintonía con reclamos que tienen movilizada a buena parte de la sociedad.

La atmósfera festiva se oscurece con los nubarrones trágicos. La protagonista cuenta. La gente habla, arrincona a la víctima con todas las preguntas incorrectas. En el hilo de la historia familiar hay una punta para encontrar el camino hacia la respuesta, en la comunión femenina hay tela para luchar por la libertad.

Dramaturgia y Dirección: Romina Salerno Interpretación: Camila CruzEugenia OsindeAndrea Picon y Bruno Leichman (música en vivo) Teatro QUERIDA ELENA, Pi y Margall 1124; sábados a las 19; desde $300

Paula Boente

 

Autor

Escribir comentario