Se trata de un musical austero: con canciones, coreografía y música en vivo, pero lejos de la espectacularidad que caracteriza al género. Dos jóvenes paraguayas se ilusionan ante la posibilidad de vivir en los Estados Unidos porque allí las mujeres corren con tacos, pero nunca se caen. Ilusionadas, se movilizan en pos de la libertad y de nuevas oportunidades pero, entre lo posible y lo deseable, suceden las contingencias.  

Juntas deben atravesar fronteras político-geográficas -y más allá de ellas-, repetir algunos mensajes y superar miedos y barreras. Al ritmo de canciones y jingles, las compañeras avanzan en una travesía interminable hasta que logran, finalmente, llegar a la Tierra Prometida 

Destaca de la propuesta su apuesta por lo imaginado y el trabajo descomunal de Mariano Saborido, un patagónico que canta, actúa y maneja silencios y palabras con la delicadeza de quien comprende la ontología de la acción escénica. Es a través de matices y detalles que él da vida a Liliana: la mujer que recibe a las chicas, las introduce en el país del norte y, en un giro inesperado, demuestra que la nostalgia es un sentimiento universal ante el cual ella -que parece tan firme e inescrupulosa- también puede sucumbir.  

Una obra que reflexiona sobre lo americano: lo que nos define, nos une y nos distancia como espacio de tierra compartida que nos contiene. Un continente en el que todos soñamos con convivir en armonía a pesar de nuestras diferencias y faltas, pero en el que apenas llegamos a sobrevivir.  

Paraguay 

Dirección: Lucía Maciel y Paula Grinszpan. Creación Colectiva con dramaturgia de Paula Grinszpan y Lucía Maciel. Interpretación: Sasha Falcke, Manuela Martínez, Román Martino y Mariano Saborido. Centro Cultural Morán, Pedro Morán 2147. Viernes a las 20hs y a las 21.30hs. Entrada a la gorra.  

 Por Julieta Bilik 

Autor

Escribir comentario