Pegadito al abasto aparece reciclado “el nuevo” Teatro Monteviejo que invita a escuchar grandes artistas del rock nacional y saborear ricos vinos de su propia bodega.

Entre la sombra de los viejos mercados y los nuevos mercados del Abasto, entre crisoles de inmigrantes de todos los tiempos y cada vez más lugares se respira el arte y la cultura. Se escuchan todavía acompañamientos de viejos tangos pero ahora tienen un sabor a rock, vino y teatro. Se escuchan los nuevos actores que invocan sin saberlo a sus ancestros juglares de acento español e italiano. Hoy entre esa lengua variada que cambia día a día, aparece el lenguaje de los nuevos artistas sobre nuestro escenario.

Ritual a voluntad o involuntario, esas ganas de cantar y de actuar, se rompe la línea de tiempo donde los nuevos artistas ponemos el arte en el escenario, donde nuestro sudor comulga con nuestra carne entre la música y el teatro, se abre un portal donde renacen los espíritus de los viejos artistas reviven, cantan y actúan entre nosotros, y muchos inclusive degustan nuestros vinos.

El pasado y el presente coexisten en cada acorde de un músico/a y en cada acción de un actor/actriz, hablar del futuro en este momento sería no tener el corazón suficiente para poder sentir este hermoso presente. El arte no es ajeno a la situación social/económica actual así como tampoco lo es nuestro teatro.  Como el agua encuentra el lugar siempre para seguir avanzando, “ahora” brota el arte y florece una nueva cultura.

No nos detenemos, avanzamos, nos conectamos más elaborando nuevas estrategias, creando el camino.

Tenemos además Padrinos y Madrinas que acompañan la sala: Liliana Herrero, Lito Vitale, Willy Crook, Patricia Sosa, Fabiana Cantilo, y el gran Lito Cruz quien inauguró el circuito teatral en nuestro espacio.

Otro eslabón que funda nuestro espacio son los estudiantes, quienes nos enseñan mientras aprenden, el clima de estudio y las ganas de arte renuevan nuestra escena constantemente, los alumnos y alumnas oxigenan el escenario, nos reinventan en el proceso de aprendizaje que transitamos. Y de a poco con sus propuestas artísticas se adueñan del escenario.

Cada persona que recorre nuestro lugar además de conectarse con el arte se conecta con el trabajo y el compañerismo, el “proceso artístico” es un resultado en sí mismo, la actitud de buscar constantemente nos encuentra trabajando en el arte día tras día, nuestra chispa son nuestras ganas que se transforman en una antorcha que pregona como un bombo invitando a todos los seres de nuestra ciudad, abrimos las puertas a todos los artistas que quieran ofrecer su arte así como también a todos aquellos que quieran vivir de que se trata nuestra casa cultural.

Teatro Monteviejo ahora, hace tiempo Teatro del Viejo Mercado, un teatro al fin y al cabo donde la escena dramática y la música transcurre, vive. Acordes, acciones, palabras, gritos pulidos, risas, llantos, histrionismo, templanza, trabajo, compañerismo.

Entre todos estos destellos de arte surge un “tinte” de tinto Malbec, entre toda nuestras propuestas artísticas y culturales aparece otro protagonista que funda la identidad de nuestro espacio, el VINO.

El Valle de Uco mendocino se hace presente en la Ciudad de Buenos Aires, la imagen de nuestra Cordillera de los Andes se amalgama con la imagen de nuestro Río de la Plata. El caudal del río y fuerza de la montaña, nuestro vino, el cual recorre todo nuestro teatro y nos envuelve. La humedad porteña cede ante nuestra uva mágica y nuestro  teatro se “seca” de la forma más bella. Se percibe en el aire dentro un equilibrio extraño que conmueve y emociona, un microclima que nos cobija y nos entrelaza, es nuestra cava que “cava” cada vez más profundo, así zarpa nuestra nave cada noche en el Abasto.

Amigos músicos, amigos actores se entremezclan en un escenario italiano fundándose con quienes desde las butacas se emocionan, hermanos que cantan y actúan, una brasa, un fuego que abraza, navegando en un río de vino noche tras noche.

Francisco Suárez

Teatro Monteviejo

Lavalle 3177

www.teatromonteviejo.com

 

Autor

Comentarios desactivados.