Cae la ilusión de lo regular, de la cobertura de lo instituido. Este puede ser el momento para una fuerza instituyente: algo que erosione lo instituido, lo normativizado” – afirma en esta entrevista el director  teatral Guillermo Cacace (Mi hijo camina solo un poco lento).  Lejos de posiciones radicales el director reflexiona sobre cómo esta coyuntura puede modificar nuestras prácticas profesionales y cotidianas. Repensar las “presencias ausentes”

Notas

“¿Qué es esencialmente la filosofía?” –pregunta Zizek en Acontecimiento. Respuesta: “Lo conocido desconocido es el tema privilegiado: forma el horizonte trascendental, o el marco  de nuestra experiencia de…

Notas

Las crisis desnudan las inconsistencias estructurales. En esta entrevista Rubén Sabadini, , autor, director, actor  y responsable artístico de Vera Vera Teatro sale al cruce de aquellos que…